El Minsa establece pautas para tratamiento de cadáveres Covid-19 en comunidad indígena

El Minsa establece pautas para tratamiento de cadáveres Covid-19 en comunidad indígena


Con la finalidad de darle un tratamiento adecuado a los cadáveres Covid-19, el Ministerio de Salud (Minsa), aprobó las pautas que deben seguirse en las comunidades indígenas u originarias.


En ese sentido si ocurre el fallecimiento de una persona por covid-19 en centros poblados rurales, dispersos o con población indígena u originaria, el personal de salud debe aplicar las directivas nacionales vigentes, pero con la posibilidad de conservar algunas de las tradiciones y costumbres de dichos pueblos, siempre y cuando, no se ponga en riesgo la salud pública.


En la Resolución Ministerial 512-2020-Minsa, publicada en el boletín de Normas Legales del Diario Oficial El Peruano, se especifica que no está permitido el velatorio del cadáver con covid-19 y las personas que han vivido con el fallecido deben mantener estricta cuarentena.


Al mismo tiempo, solo podrá hacerse con vestimenta que el fallecido no haya estado usando, y solo en casos excepcionales y por razones humanitarias se permitirá el traslado de los cuerpos a una comunidad, bajo estricto cumplimiento de las medidas de bioseguridad.


Sobre el personal de salud


Esta resolución establece que el personal de salud en esos centros poblados debe contar con la aceptación y confianza de los apus o jefes de la comunidad, a quienes debe explicar las razones por las que se tiene que cambiar la modalidad del entierro y los rituales. También se pone énfasis en que la relación con los familiares de la persona fallecida debe ser horizontal, con respeto y sensibilidad, y sin discriminación.


El Minsa precisó que el mensaje sobre las razones por las que se tiene que cambiar la modalidad del entierro y los rituales en estas zonas del país deberá ser reforzado a través de los medios de comunicación disponibles en la comunidad y el perifoneo, con el objetivo de facilitar el entendimiento y aceptación de las medidas de bioseguridad y la postergación de los rituales.


Por último, los familiares directos que podrán asistir durante el procedimiento de servicios funerarios de cadáveres con covid-19, o caso sospechoso de esta enfermedad, no excederán de dos personas en la cremación y cinco personas para la inhumación.

Andina

PXL4VHDAQFHFJO4AVPYK6SVDDQ.jpg
PXL4VHDAQFHFJO4AVPYK6SVDDQ.jpg