Estados Unidos: Liberan a latino que pasó más de 20 años en prisión por un crimen que no cometió

Estados Unidos: Liberan a latino que pasó más de 20 años en prisión por un crimen que no cometió

Alexander Torres fue sentenciado en 2001 por un crimen que no cometió, hasta que una revisión de su caso dos décadas después hizo que las autoridades lo exoneraran de los cargos, informó la Fiscalía del Distrito de Los Ángeles.


Torres cumplía una sentencia en prisión de 40 años a cadena perpetua por supuestamente haber asesinado a Martin ‘Casper’ Guitron, quien recibió ocho disparos mientras montaba bicicleta en vísperas de Año Nuevo, en el año 2000.


El hombre, que tenía 20 años cuando fue capturado, le escribió a la Unidad de Integridad de Convicciones de la Oficina del Fiscal de Distrito (CIU) pidiendo que se revisara la evidencia que resultó en su sentencia una vez más. Un grupo de detectives e investigadores vieron los viejos informes y concluyeron que era inocente. Alexander Pudo dejar la cárcel en octubre del año pasado.


California Innocence Project publicó un comunicado sobre el caso, señalando que Torres vivía en una zona disputada por pandillas, una de las cuales “sometió a Torres y su familia a una campaña continua de intimidación para expulsarlos del vecindario”.


Dos meses antes del asesinato de Guitron, el auto de la madre de Torres había sido destrozado, y apenas una semana atrás su casa había sido baleada. Ambos pelearon por esto, lo que resultó con una fractura en la mano del acusado, pero nada más. Días después, Guitron aparecería muerto.


“En 2006, la familia de Torres recibió una llamada de un amigo con información sobre el asesinato de Guitron y los nombres de los verdaderos perpetradores. El conductor que se fugó finalmente admitió ante la familia de Torres que cometió el crimen con otro hombre y que sabía que Torres no estaba involucrado”, continuó el comunicado.


Además, la investigación reveló que la fractura provocada por la pelea que tuvo y el “yeso habría proporcionado capacidades motoras finas limitadas, con el pulgar y el dedo índice incapacitados para tocar objetos y tener movimiento limitado. Ninguno de los testigos describió al tirador usando un yeso”, concluyó Innocent Project.


El fiscal se disculpó con Torres y su familia por los años de vida que se perdieron, y elogió el trabajo de las autoridades, quienes pudieron remediar un error de 20 años.

PXL4VHDAQFHFJO4AVPYK6SVDDQ.jpg

Fuente: La República