Letras La Gazzetta.png

Joven que murió en víspera de Navidad donó sus órganos y salvó la vida a dos personas

Un acto que recordarán por toda su vida. En la última Nochebuena, a la sala de operaciones del hospital Carlos Alberto Seguin Escobedo de la “Ciudad Blanca”, llegó un joven de 27 años que había sufrido un accidente que le provocó muerte cerebral. 


Pese a los denodados esfuerzos para salvarle la vida, falleció

Sin embargo, apesar de la dolorosa pérdida, el joven consignó en su Documento Nacional de Identidad (DNI) ser donante de órganos. 


De esta manera, los galenos del referido nosocomio actuaron de inmediato y lograron extraer del cuerpo del joven sus dos riñones. 


Horas después, dos pacientes que padecían de insuficiencia renal serían los receptores de este obsequio de vida.


La primera paciente, Fiorella, tenía 15 años cuando empezó a sentir un malestar general. Tras ser atendida por los especialistas de EsSalud y luego de varios exámenes, le diagnosticaron la falla renal que la obligó a recibir por tres años diálisis peritoneal.


El segundo paciente, Henry, venía recibiendo desde el 2012 el tratamiento de hemodiálisis que le permitía continuar con su vida


Por más de 3 años, Henry y Fiorella esperaron pacientes por un riñón y aunque la espera fue larga, por fin pudieron tener una segunda oportunidad de vida y ahora se encuentran recuperándose en el hospital arequipeño.