Letras La Gazzetta.png

Ollas comunes que cerraron por falta de alimentos piden ayuda a sector privado

Una de las consecuencias de la segunda ola de contagios y la nueva cuarentena en Arequipa, es el cierre de las precarias ollas comunes que dejaron de preparar alimentos para los más necesitados ante la falta de insumos, tal es el caso de las ollas comunes de la parte alta de Mariano Melgar Buen Pastor, Nuevo Milenio, Mirador, Sagrado Corazón de Jesús y los Olivos que cerraron en la primera semana de enero al quedarse sin recursos pese a que venían funcionando con donaciones.


Por tal motivo, el representante de la olla común “Sagrado Corazón de Jesús”, Fernando Valencia hizo el llamado a las empresas de Arequipa para que puedan donar algunos insumos de primera necesidad y de esta manera poder reabrir las precarias ollas comunes. "Le pedimos a la Cámara de Comercio, Rico Pollo, Cerro Verde que nos ayuden; les pido encarecidamente que no se olviden de nosotros. Que sea la voluntad que tengan, como víveres", dijo Valencia quien es el impulsor de esta olla común.


Asimismo, señaló que a diario alimentaban en cada olla a más de 50 personas que perdieron su trabajo por el coronavirus y ahora solo viven de la caridad de algunos pobladores. "Cerramos los primeros días de enero, porque ya no teníamos qué cocinar, por eso pedimos ayuda”, señaló


Pese a la buena iniciativa del sector privado en su momento -primera ola- actualmente ya no reciben apoyo. Cabe señalar que son cerca de 400 las personas que almorzaban en las ollas comunes a diario, donde al principio empezó con una pequeña colecta y posteriormente funcionaron con donación.