Municipalidad de Cayma rinde homenaje a la Virgen de la Candelaria patrona del distrito

Municipalidad de Cayma rinde homenaje a la Virgen de la Candelaria patrona del distrito

La Municipalidad Distrital de Cayma rindió homenaje a la Virgen de la Candelaria de Cayma, considerada como patrona del distrito, a quien se le atribuye infinidad de milagros, coronada en solemne celebración canónica durante el Congreso Mariano realizado en Arequipa en el año 1947 y con la medalla de oro del distrito en el año 2012.


Las actividades centrales de su festividad se celebraron hoy 2 de febrero, con misas continuadas y una procesión realizada en el entorno de la Parroquia San Miguel Arcángel, donde participó el alcalde Jaime Chávez Flores y a su paso por el palacio municipal se rindió el merecido homenaje junto a los trabajadores de la comuna.


Para ello se dispuso el apoyo con el equipo de Serenazgo para brindar la seguridad a los feligreses y así mismo junto a la subgerencia de circulación vial tránsito y comercialización, para el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad y evitar el comercio ambulatorio que genere aglomeraciones.

El burgomaestre señaló que la festividad de la Virgen de la Candelaria de Cayma es una de las más grandes manifestaciones de fe religiosa del distrito y de Arequipa, donde participan miles de fieles que provienen desde diversos puntos del país y del extranjero, quienes le atribuyen cuantiosos milagros.


Cuenta la tradición que el emperador Carlos I de España envió varias imágenes a Perú, entre las que se encontraba Nuestra Señora de la Candelaria, al acampar la comitiva en el tambo situado en el paraje de Lari-Lari, la imagen se hizo pesada y no pudieron levantar uno de los cajones.

Al intentarlo repetidas veces oyeron una voz que decía Ccaiman-Ccaiman que en lengua natural quiere decir "aquí no más". Y se quedó en este bello paraje presidiendo los actos de las gentes del lugar. 


En 1600 tuvo lugar la erupción del volcán Huaynaputina y Quinistaquilas con la destrucción de la ciudad, la población aterrada acudió en procesión hasta Arequipa con la Mamita de la Candelaria, cesando los movimientos telúricos. 


A los 4 años, la peste del "Vómito negro" provocó miles de muertos hasta que la imagen de la Virgen salió en procesión, disminuyendo los casos para alivio de la población arequipeña.

PXL4VHDAQFHFJO4AVPYK6SVDDQ.jpg
PXL4VHDAQFHFJO4AVPYK6SVDDQ.jpg