Letras La Gazzetta.png

Viajando por La Paz, Bolivia

La Paz nos recibió en esta primera visita en el 2016, muy renovada. Sentimos que, al igual que Cochabamba, la ciudad había crecido y los edificios altos están tomando los barrios de casas de una sola planta. Parece que el boom inmobiliario ha llegado a Bolivia.


Además, el gobierno ha invertido mucho en infraestructura en el país. En algunos casos, en instalaciones no muy necesarias y para las que no hay presupuesto de mantenimiento, como muchas de las instalaciones deportivas que se construyeron para los Juegos Suramericanos de 2018 en Cochabamaba. No obstante, existen construcciones como los teleféricos de La Paz que han contribuido a la mejora de la ciudad y su modernización. Cuentan con precios populares 3 bolivianos que en moneda peruana da un valor de S/1.50, los cuales día a día son utilizados por miles de paceños al día. En la actualidad funcionan ya siete líneas y existen dos más en construcción. Este medio de transporte ha sido especialmente útil para los habitantes de El Alto, el departamento más alto de La Paz, y desde donde existen las mejores vistas de la ciudad con la cordillera de fondo.


La Paz es la sede de gobierno de Bolivia, de ahí que haya muchas embajadas y edificios gubernamentales. En la plaza Murillo podemos ver el Palacio de Gobierno, el Congreso, la catedral Basílica Nuestra Señora de la Paz o el Museo de Arte, cuyo bonito edificio atrae la atención de los turistas. Aunque si algo destaca e impresiona a día de hoy es la Casa Grande del Pueblo, nueva sede del Gobierno y residencia del presidente. Este enorme edificio acristalado sobresale por encima de los edificios coloniales de la plaza y el centro de la ciudad.


El centro de la ciudad está plagado de edificios coloniales, algunos renovados como los que acabamos de mencionar en la Plaza Murillo, y otros desgraciadamente a punto de derrumbarse. Sea como sea, es muy recomendable pasear y perderse por el centro de la ciudad observando estas edificaciones. Otro de los lugares de interés es la Plaza San Francisco donde podemos visitar la basílica de estilo barroco mestizo y el aledaño centro cultural.


Del mismo modo, La Paz ofrece una buena selección de museos para quien le interese la cultura del país: el museo Casa de Murillo en la hermosa y empedrada calle Jaén, el Museo Etnográfico, el Museo de Arte o el de la Coca.


Pero si hay algo que caracteriza la ciudad de La Paz es su infinidad de casas de ladrillo sin revocar, que escalan los cerros que rodean el centro histórico.