Letras La Gazzetta.png

Entrevista a Jesús Rubio

Jesús rubio es un Bailarín y escritor de España, esta vez llega a Arequipa por la situación crítica de la pandemia, en el mes de enero del 2021. Pero a pesar de esto no deja de bailar y seguir siendo quien es.


¿Tus espectáculos reflejan un poco de tus facetas que tienes más allá de ser bailarín?


Bueno en algunas de las piezas hay texto, en otras solo hay movimiento, creo que mi trabajo está centrado en la persona, y me parece que todo lo que está centrado en las personas, el ser humano, y todo lo que tiene que ver de expresar a través del cuerpo, de la palabra, de la música, bueno es maximizar todos los recursos que el cuerpo puede arrojar en escena para comunicar.


¿Mañana vas a presentar en el teatro un espectáculo virtual que se llama ahora que no somos demasiado viejos todavía, cuál es tu preocupación al escribir estos textos?


bueno no, no creo que estuviera tan preocupado en mi propia vejes, bueno no me siento tan joven aunque tampoco soy tan joven, pero bueno, esta obra surgió en 2015, en Madrid, un momento en que estábamos en plena crisis política y de valores, habían muchas cosas pasando, el 15 M, la gente estaba saliendo a la calle, acamparon en las calles, bueno lo que está pasando en todos sitios no. esas cosas que sabes que están pasando pero vas viviendo ajeno a ellas, entonces un día es demasiado y la gente un día dice se acabó, entonces esa sensación es la que me impulso, entonces me hizo pensar que no es demasiado tarde todavía para pensar que las cosas pueden cambiar y no tienen sentido asumir que todo lo que esta sucediendo es normal, todo ese ambiente se juntó con lo personal que estaba pasando. Cuando eres un bailarín y le pones mucha pasión a lo que haces llega el momento en el que te planteas si vas a seguir bailando, etc. No tenía mucho trabajo, en situación de crisis lo que más se reduce en las cuestiones culturales. Entonces pensé, no estoy seguro si quiero reinventarme, porque he estudiado, he ganado becas, he viajado a muchos lugares, entonces tuve que volver a encontrar la pasión y semilla que me hizo a mí elegir la danza porque tampoco es fácil decidir que te vas a dedicar a eso.


¿En general a los artistas se les plantea eso no, de que los padres les dicen a los artistas que no sería esa la mejor carrera, eso fue cambiando o no lo suficiente, que crees tú?


Es curioso porque yo cuando acababa el instituto y tenía que decidir ir a la universidad, y las mejores carreras eran arquitectura, medicina, derecho y cuando yo termine de estudiar esto profesionales no tenían trabajo porque era momento de crisis y la gente comenzó a venir a Sudamérica.


Volviendo entonces al espectáculo 

¿Qué es lo que la gente percibirá a través de tu acto?

pues me vi en mi casa, con esa situación de yo tengo que recuperar algo de lo que hizo que quiero dedicarme a esto, me fui a la sala de ensayos, e investigue que quedo en mi cuerpo de todos esos años de los que a mí me había gustado bailar y también de todos los que había dejado de gustarme o me había frustrado y entender digamos que gramática corporal había quedado, que pasos, que movimientos relacionados a recuerdos o deseos o frustraciones y apareció una música que me gustó mucho y pensé, lo hare como acto de resistencia, dejando que estos movimientos esta memoria, estos archivos vayan aflorando durante toda la escena.


¿Lo que usted acaba de describir es la inspiración de todo artista?


Creo que sí, creo, imagino porque debería ser eso lo que nos mueve a todos no, encontrar ese sentimiento, esa llamita de querer presentar algo al público y hacerles sentir algo con nuestras interpretaciones.


¿ahora en el arte moderno hay una comprensión de las propuestas innovadoras?


Yo creo que lo que pasa con las artes escénicas pasan aquí y ahora, tú vas a verlas y son una cuestión estilística. Hacer aquello que llame la atención del público, en todos los sitios y presentaciones hay cosas maravillosas que son parte de movilizar el cuerpo y la mente, hay obras que te hacen creer que hiciste un viaje y sales movido emocionalmente.